domingo, 8 de enero de 2017

ADIOS 2016, VAMOS A POR EL 2017

Adiós al 2016, un año más nunca un año menos.

Este 2016 que ya parece quedar lejos ha sido un poco irregular en cuanto a entrenamientos. Un comienzo de año fuerte preparando el maratón de Sevilla, la vuelta del maratón con mucho ímpetu y luego como no podía ser de otra forma tocó recuperarse del maratón y del “ímpetu” que me había traído de Sevilla. Lo que no descansé antes me tocó hacerlo después.

El verano fue muy tranquilo, con entrenamientos cortos y sin planificar y lo últimos meses del año un poco más intensos pero sin pasarse, es lo que tiene no estar pensando en alguna gran carrera. De todas formas me ha venido estupendamente ya que he seguido corriendo, manteniendo la buena forma y a la vez descansando física y mentalmente para estar preparado para los grandes retos que sin duda vendrán en este nuevo año que ya hemos empezado.

Del 2016 destacaría lo bien que me lo pasé en la preparación del maratón de Sevilla y sobre todo lo mucho que disfruté de la carrera, además de ser hasta ahora mi mejor marca personal en la prueba reina. Sin duda si Dios quiere algún día volveré a correr por las calles de Sevilla.


También me quedará siempre un gran recuerdo de la ruta que hicimos al trote desde Gijón hasta Covadonga, con mucha dificultad y esfuerzo pero más ilusión y ánimo que nos ayudó a conseguirlo.


En cuanto a carreras no ha habido muchas y las que he corrido sin grandes tiempos ni mucha presión ni tensión por mi parte, Medio Maratón de Gijón, Subida a la Campa Torres, carrera Club de Regatas-Club de Tenis, Carrera de Nochebuena y San Silvestre. De esta última destacar que junto al Maratón de Sevilla ha sido la mejor en mucho tiempo, me llevé de compañero a mi hijo Rafita que completó los 6k como un auténtico campeón. Ya solo la compañía fue una gozada.

En total han sido 2.122 kilómetros, lejos de los de años anteriores pero creo que no está mal.

No me quiero olvidar de mencionar a mis compañeros del Club del Corredor del Grupo, compañeros y amigos. En la primera parte del año fueron un gran apoyo y compañía para las largas tiradas previas a Sevilla y el resto del año algún que otro “pique” en los entrenamientos, muchos kilómetros juntos que sin ellos sin duda habrían sido muy pesados y como no podía ser de otra forma mucho, mucho cachondeo.

Ahora toca ya empezar a pensar en el nuevo año que ya “corre”. Esta primera semana no ha sido mala, 50,5 kilómetros incluidas dos subidas a la Providencia y lo mejor que las piernas y la cabeza me piden caña. Hay que ir pensando ya en dársela y en algún que otro reto. Quién sabe si será este el año de New York… jajaja solo de pensarlo ya me entra la risa floja.


Ahora como siempre me despido “amenazando” con seguir contándoos mis batallitas y como no podía ser de otra forma diciendo que PROMETO ENTRENAR.

jueves, 15 de diciembre de 2016

REMATAR EL AÑO CORRIENDO

Se acerca la Navidad y en lo que a correr se refiere toca ir apurando el año.

Un año con menos kilómetros que los anteriores sobre todo desde el verano, pero un buen año de recuperación, tanto que ya “no me aguanto” sin un nuevo reto de los buenos en el horizonte, sigo buscando… Por ahora habrá que pensar en el corto plazo y que mejor forma de rematar este 2016 que con unas cuantas carreras cortitas, con amigos y disfrutando. También habrá que darse algo de caña, no todo va a ser paseo.

La primera el próximo sábado día 17 con la habitual carrera solidaria R.C.A.R. – C.T.G., carrera cortita pero muy entretenida, con buen ambiente y además colaborando con una buena causa.



El día 24 por la mañana toca la tradicional carrera de Nochebuena de Gijón, 5 kilómetros en los que habrá que exprimir el cuerpo a tope.


El día 31 que mejor forma de decir adiós a este año que corriendo una vez más la San Silvestre de Gijón, prueba muy esperada, masiva, divertida y esperemos que rápida.

Os animo a todos a participar y disfrutar de un buen final de año corriendo.

Me despido ahora como siempre, ya sabéis, diciendo que PROMETO ENTRENAR…

domingo, 27 de noviembre de 2016

Noviembre se va sin pena ni gloria

Noviembre se nos va y pasará sin pena ni gloria, con pocos kilómetros y menos días de entrenamiento de los deseados.

Unas semanas de obras en casa (menuda liada), trabajo y ocupaciones que nunca faltan, han hecho que este haya sido un mes extraño. Más de un día dejando para última hora el entrenamiento y como suele pasar cuando se dejan las cosas para última hora, nada de nada.

Me tomaré el mes como uno más en esta larga transición que llevo con mucha calma desde el verano. La verdad es que cualquiera que lea lo de “mucha calma” puede pensar que no estoy entrenando nada, pero tampoco he parado. Varios entrenos semanales sin ritmos fuertes ni grandes kilometradas, alternando con alguna que otra sesión de natación y otras de bici estática, están permitiéndome mantener una buena base y que se esté convirtiendo en una inmejorable pretemporada para preparar lo que seguramente vendrá no tardando mucho.

Por otro lado hoy quiero felicitar a mis amigos y compañeros del Club del Corredor del Grupo por su estupenda participación en el Cross Popular Villa de Gijón celebrado hoy. En mi caso era el objetivo del mes pero por lo contado anteriormente junto con unos cuantos días griposo y con fiebre en esta última semana, me han hecho replanteármelo y dejarlo para mejor ocasión.


Ahora toca seguir entrenando y buscando nuevos objetivos, seguramente alguno aparecerá por el horizonte. De momento lo que si os puedo decir es como siempre que PROMETO ENTERENAR…

domingo, 30 de octubre de 2016

Aquí sigo, dando guerra

Que no escriba en este blog no quiere decir que no entrene ni que no tenga nada interesante que contar, simplemente que aunque parezca mentira, nunca encuentro el momento. Siempre hay un, mañana escribo…

Como os decía sigo entrenando, cuestas, carreras por la arena de la playa, tiradas más o menos largas los fines de semana y ritmos y buenas sensaciones que poco a poco “vuelven a su ser”. Los compañeros del Club del Corredor del Grupo, cada vez más numeroso, siguen siendo unas estupendas liebres con las que entrenar y cada vez más difíciles de seguir.

Como “buen corredor” ya sabéis que no basta con entrenar, tener alguna carrera en un horizonte no muy lejano siempre es un aliciente para seguir “dando caña”. En mi caso mi próxima carrera será el 27 de Noviembre el Cross Popular Villa de Gijón, 11.5 kilómetros en los que poner a prueba estas semanas de entrenamiento más intenso. Mi objetivo como siempre terminar y si puede ser rondando los 4 minutos por kilómetro, estupendo. Lejos quedan ya aquellos 3:51 del 2013.

También estoy pensando ya en algún maratón para comienzos del próximo año, varias opciones en mi cabeza pero casi casi lo tengo ya decidido… ya os contaré.


Por ahora me toca seguir preparándome y sobre todo disfrutando así que como siempre me despido sin antes olvidar deciros que PROMETO ENTRENAR…

domingo, 9 de octubre de 2016

BUEN INICIO DE TEMPORADA

Han pasado ya cuatro semanas de este nuevo inicio de temporada con el Club del Corredor del Grupo, la vuelta a los entrenamientos programados, ritmos más intensos, estiramientos de los de verdad, las cuestas…, se están haciendo notar. De las sensaciones regulares del verano, ni rastro, físicamente recuperado y con muchas ganas de “marcha”. Tantas que ya empiezo a pensar en nuevos retos, quizás más próximos de lo que hace un mes me podía imaginar.

De todas formas hay que ir poco a poco que la temporada es muy larga y ya habrá tiempo para excesos. Por ahora tengo que centrarse en ir mejorando ritmos, fondo y sensaciones, como mucho participar en alguna carrera local y sin muchas pretensiones en cuanto a tiempos, insisto en que la temporada es muy larga y hay que dosificar, que me conozco.

Oportunidades no faltarán y como prueba la próxima semana se celebrará en Gijón una nueva edición de la Sanitas Marca Running Series, 10 kilómetros por un recorrido habitual en las carreras de Gijón y que siempre despierta mucha expectación y gran ambiente. Otras pruebas que se disputarán próximamente son la Media Maratón de Avilés y el Cross Popular Villa de Gijón, sin olvidarnos de la Behobia San Sebastián en la que habrá una nutrida representación de corredores del CdC.

A continuación os dejo el enlace de la Sanitas Marca, seguramente allí nos veremos,



Ya os iré contando cómo van evolucionando los entrenamientos y que nuevos retos pasan por mi cabeza, son varios así que tendré que ir centrándome. Por ahora lo que si os puedo asegurar es que como siempre PROMETO ENTRENAR

domingo, 18 de septiembre de 2016

CAMINO GIJON COVADONGA, reto superado, promesa cumplida




El 17 de Septiembre de 2016 será seguramente uno de esos días de batallitas que contar el dentro de muchos años.


Siete intrépidos del Club del Corredor, Pitu, Lolo, Hernán, Mario, Juan, Cesar y yo mismo, a las 5:45 horas de la mañana iniciamos la ruta Gijón – Covadonga, nuestra intención cubrir los 78 kilómetros en una sola jornada y con buen ritmo.



En las mochilas además de avituallamiento y ropa de recambio, muchas promesas y agradecimientos que llevar a La Santina. Nos pusimos en marcha con noche cerrada, foto de rigor y a trotar. Las linternas alumbraban el camino, algo de silencio al principio que enseguida se tornó en risas y buena conversación.



Los kilómetros iban pasando, el ánimo seguía fuerte y sin casi darnos cuenta estábamos en el Alto del Curviellu, primer “repechón” superado. La bajada desde el El Curviellu, con la única luz de las linternas y bastante barro se hizo un poco difícil, pero estábamos empezando y nada podía con nosotros, las fuerzas aún nos acompañaban. Enseguida vino la fuerte subida al Alto La Cruz, el buen ritmo siguió, siempre los siete unidos y aprovechando para trotar en bajadas y llanos, las subidas a buen ritmo pero caminando. En algún momento las piernas y las cabezas pedían una tregua o algo más, pero en grupo todo se lleva mejor y seguimos adelante con más ganas aún si cabe.



Con 25 kilómetros cumplidos, tocó hacer una breve parada de 15 minutos. Unos buenos cafés y algún que otro pincho de tortilla para reponer fuerzas y otra vez adelante. En este punto destacaremos la entereza de Mario, que tras varios kilómetros con alguna molestia descubrió una ampolla de las que hacen época (hay fotos para atestiguarlo), pero un buen alfiler, algo de hilo y un Lolo que nos mostró sus dotes de costurero, dejaron la ampolla lista para seguir.


El ritmo seguía siendo vivo, más trote del que esperábamos, risas, alguna que otra broma que demostraba el buen ánimo que llevábamos y el “grupo” siempre unido nos llevaron hasta el pueblo de Sietes con bastante mejor crono del previsto. Llevábamos ya unos 36 kilómetros y tocaba nueva parada de avituallamiento. Unas bebidas frías y unos buenos bocatas de carne y tortilla nos recargaron las pilas para seguir el camino. Retomamos la marcha 20 minutos después y con la compañía de una lluvia fina, que al principio nos preocupó, pero que luego nos vino muy bien para refrescar. En poco más de media hora otra vez nubes pero ni rastro de agua.




Seguimos avanzando y con buen ánimo, la idea de ir acercándonos a Covadonga podía más que las molestias físicas que cada uno íbamos ya arrastrando.


A 12 kilómetros de Cangas de Onís nueva parada para beber y otra vez a trotar. Tras esta nueva parada debo reconocer que nos costó arrancar de nuevo, los músculos pedían descanso pero no se lo íbamos a dar. Descubrimos que trotando levemente además de avanzar más rápido, sufríamos menos que caminando. Poco a poco fuimos haciendo camino hasta llegar a Cangas de Onís, los ánimos por todo lo alto pero aún quedaban otros 11 kilómetros.






Esta última etapa entre Cangas de Onís y Covadonga la hicimos caminando, ya no estábamos para muchas alegrías, pero aun así con muy buen ritmo.
Emoción por todo lo alto cuando divisamos a lo lejos la Basílica y os podéis imaginar cuando llegamos hasta la Santa Cueva


Habían sido 78 kilómetros en 13 horas y 15 minutos incluidas paradas, el reto estaba superado. Desde Gijón, el grupo unido, con mucho ánimo y muchas emociones habíamos llegado hasta Covadonga donde todos en mayor o menor medida dejamos depositados nuestros mejores deseos y agradecimientos a los pies de La Santina, ella sabrá cómo gestionarlos.


Me despido agradeciendo a mis compañeros este gran día que hemos pasado juntos, sin ellos seguramente habría sido mucho más duro, casi impensable de hacer. Ayer se demostró eso que dicen que la unión hace la fuerza, ahora solo toca empezar a pensar en algún nuevo reto, tal vez alguno de los que ayer rondaron por nuestras cabezas.