domingo, 8 de abril de 2018

POR FIN DE VUELTA, Y CON FUERZAS RENOVADAS


Tres meses después vuelvo a escribir unas líneas en el blog, como sabéis siempre prometo entrenar y lo cumplo, ahora prometo retomar la actividad del blog, habrá que esforzarse también aquí.

Siempre es buen día para volver a las buenas costumbres, pero hoy especialmente quiero aprovechar que tenemos a seis representantes del Club del Corredor dándolo todo en diferentes e importantes carreras, para volver al blog.

María en el medio maratón de Berlín, Pitu en la Vig-Bay y Cati, Ale, Juan y Mario en el maratón de Roma, casi nada. Espero que a todos les esté yendo estupendamente, seguro que sí.

En lo que a mí respecta, en estos meses he seguido entrenando pero sin mucha regularidad ni plan a seguir, dos tres días por semana muy tranquilos, alguna tiradita más o menos larga los domingos y poco más.

Esta última semana con más de intensidad y kilómetros para recobrar un poco la buena forma de cara a la ya próxima media maratón de Gijón. Las expectativas a estas alturas no son otras que terminar y si puedo bajar de 1 hora 40 minutos será un éxito.

Sigo disfrutando corriendo y estos meses de “relax” desde el pasado maratón de Valencia me han venido estupendamente, y ya la cabeza, más que las piernas, me pide algún que otro reto. Toca ir planificando…

Me despido ya enviando mucha fuerza a mis amigos del Club del Corredor en sus carreras y como siempre diciendo que PROMETO ENTRENAR…

lunes, 1 de enero de 2018

ADIOS 2017, BIENVENIDO 2018

Un año más al que decir adiós y un nuevo año que empieza cargado de ilusiones.

2017 ha sido un buen año en lo personal y en lo profesional. Familia, amigos, trabajo, salud y muchos kilómetros disfrutando, no se puede pedir más, no hay más.

En lo deportivo me llevo en las piernas 2.183 nuevos kilómetros y me quedan además en la memoria varios momentos, la lesión en el Trail de Deva que me hizo parar algo más de un mes, la recuperación sin prisas con muchos kilómetros disfrutando sin presiones y sin rumbo ni objetivos. Más tarde el gran reto de ir en bici con mi hijo Rafa hasta Covadonga, superado no sin esfuerzo, sin duda de lo mejor del año. Y como no, destacar también la preparación para el Maratón de Valencia, con menos kilómetros y menos presión que para otros maratones. La verdad que el resultado no fue el esperado pero aun así disfruté de lo lindo en la carrera y puedo decir que llevo un nuevo maratón sobre mis piernas.

En definitiva, 2017 ha sido un año de muchos y buenos kilómetros, casi siempre acompañado por mis amigos del Club del Corredor y destacando que además en muchas de las tiradas y entrenamientos me ha acompañado Rafa en bici, gran ayuda e inmejorable compañía.

Desde hace unos días mi cabeza y mis patucas empiezan a pedir nuevas emociones, este primer día de 2018 marcará sin duda el comienzo de muchos e ilusionantes retos. Tal vez el primero sea quitarme el mal sabor de boca que me dejó el Trail de Deva con la fuerte torcedura de tobillo, habrá que volver a intentarlo.

Como siempre os lo iré contando, espero que este año con un poco más de continuidad que en 2017. Lo que si os puedo asegurar es que como en estos últimos años PROMETO ENTRENAR…

A continuación os dejo algunas fotos que representan parte de lo vivido (corrido) este año que ya se nos ha ido:

Con Cesar de Agencia la Playa
Con Rafita en Cangas de Onís, en nuestra ruta a Covadonga
Parte del equipo del Club del Corredor del Grupo
Antes de la dura Media Maratón Ruta de la Reconquista, calor y sufrimiento


                                                                                       

En Villaviciosa a punto de partir corriendo hacia Gijón


Con Pitu y Rubén antes de empezar el Maratón de Valencia

                                                             Con Lolo, no hace falta decir más












lunes, 20 de noviembre de 2017

Maratón de Valencia, más difícil de lo esperado pero otro al saco

Catorce semanas de dura preparación física y mental para el gran momento del maratón y por mucho que entrenes nunca sabes lo que va a pasar en ese último día…

Todo empezó el 14 de agosto de 2017, primer entrenamiento con muchas ilusiones y también muchas dudas. Con ganas de un nuevo reto que siempre es motivador para los entrenamientos, pero también dudando de si sería capaz de sacar tiempo para los mismos y de si mi cabeza pedía realmente una nueva etapa de concentración y superación.

Poco a poco, como quien no quiere la cosa, me fui metiendo en faena. Las sensaciones en las tiradas y los ritmos en las series eran buenas, lo que hizo que la motivación fuera también mejorando día a día. Además la organización del maratón no dejaba de enviar mensajes motivadores a través de las redes sociales y aunque parezca una tontería, ayuda en el aspecto mental del maratón, que quien ha corrido alguno sabe que no solo hay que cuidar y preparar el aspecto físico.

Así fueron pasando los días, cayendo kilómetros, muchos de ellos en compañía de mi hijo Rafa que con su bici hizo como siempre de liebre de lujo en gran parte de las tiradas largas. Otros con mis compañeros del Club del Corredor del Grupo que como siempre no dejan de animar y acompañar.
Y por fin llegó el “fin de semana”, como siempre con María aprovechamos para hacernos una escapadita de unos días. Primero por Madrid de tasquitas y el sábado ya con llegada a Valencia. Nada más llegar directos a la feria del corredor, el ambientazo impresionante y aunque esperaba una buena organización tengo que reconocer que sobrepasó con creces lo esperado. También es verdad que el día soleado, la buena temperatura y lo espectacular del entorno de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias de Valencia hacen muy difícil que uno no quede impresionado.

Reconociendo parte del recorrido


Nada más entrar nos encontramos con Carmen del Club del Corredor y responsable en parte de la organización representando de EDP, patrocinador oficial del maratón. El recibimiento por parte de todo el mundo y muy en especial de Carmen, inmejorable. No exagero si os digo que nos hicieron sentir realmente especiales, un poco más y me creo que voy a luchar por ganar el maratón…

Con Carmen, fallamos en el pronóstico

Pensando en terminar


Tras unas cuantas fotos y nuevas dosis de motivación, incluidas por parte de Martín Fiz, casi nada, nos fuimos a por el dorsal y la bolsa del corredor.
En la expo del corredor estuvimos también con Rubén del Club del Corredor y su mujer, fotos, abrazos y nervios por todas partes.

Sin palabras, qué tío más majo


El día continuó por Valencia con un buen paseo, algo de turismo y no muy buen cuerpo, dolores en piernas, hombros y espalda me hicieron pensar que podía estar poniéndome malo, así que algo de pasta para cenar y prontito a dormir que al día siguiente había que estar al cien por cien.

Y por fin llegó el gran día, tras una buena noche descansando ni rastro de dolores. Un buen desayuno y rumbo a la zona de salida. El acceso lo hice en autobús, toda la ciudad incluido el transporte público estaban volcados con el maratón. Buena organización, personal en las paradas informando, autobuses continuos, de diez.

Una vez en la zona de salida, había quedado con Rubén y Pitu, alguna foto y sobre todo muchos nervios. Catorce semanas para llegar a este día y por fin estábamos frente a la línea de salida.


Con Pitu y Rubén minutos antes de la salida

Con total puntualidad, a las 8:30 de la mañana, pistoletazo de salida y a correr. Ahora ya no valía andarse con medias tintas, tocaba darlo todo, sacar a relucir lo “aprendido” en las semanas previas tanto en lo físico como en lo mental.

Creo que este fue el primer maratón al que no llegaba con una “plan de carrera” claro, la idea era salir con un ritmo cercano a 4:30 e ir viendo como me encontraba. Por una parte mi cabeza quería bajar de 3 horas 15 minutos, pero por otra algo me decía que bastante sería terminarlo sin sufrir en exceso, no me equivocaba.

Poco a poco los kilómetros fueron pasando, un poco por las buenas sensaciones que sentía y otro por la euforia del momento y lo que empujaba el público, me fui metiendo en ritmos medios un poco por debajo de 4:30. 

Los primeros 15 kilómetros con ritmo medio 4:26 me hicieron pensar que aun encontrándome cómodo, es posible que fuese un poco rápido. En el kilómetro 16 me estaba esperando María que como siempre con sus ánimos supone una dosis extra de fuerza.


Kilómetro 16, no sabía lo que me esperaba

En el 17 “parada técnica”, había bebido mucho, y lo raro es que en el 19 otra vez. De todas formas seguía con buenas sensaciones y buen ritmo.

Del 15 al 20 ritmo medio 4:31 y del 20 al 25 ritmo medio 4:33, las cosas ya no iban del todo bien. En el kilómetro 22 comencé a tener dolores en las piernas y la espalda, no muy fuertes pero ya empezaron a condicionarme un poco, sobre todo de cabeza. Las sensaciones no eran buenas, no iba cómodo y todavía me quedaba una eternidad. La decisión estaba tomada y no dudé ni medio minuto, había que terminar si o si, así que tocó aflojar ritmo y amoldarse a la situación.

Del kilómetro 25 al 30 ritmo medio 4:49 y del 30 al 35 ritmo medio 5:17. De pulsaciones iba muy bien, las molestias seguían y no iban a más, pero las piernas iban justitas y tocaba sacar toda la experiencia de estos años de entrenamientos. En estos momentos de “dificultad” es cuando sale a relucir lo aprendido, el conocer las limitaciones de cada uno y saber sacar el mejor partido a cada situación. No era el día pero sabía que podía con ello.

Del 35 al 40, otra parada por exceso de hidratación y ritmo medio 6:00. Ese ritmo me permitió no sufrir y lo mejor, disfrutar el impresionante ambiente que había en la calle, no se puede contar, hay que vivirlo.

Los dos últimos kilómetros sin palabras, recorrido estrechado por la cantidad de público que había, el gritería increíble, todo el mundo animando sin parar y sin darte cuenta te das de frente con el gran final que tiene el maratón de Valencia, no creo que haya otra carrera con una recta de meta tan espectacular.

Tiempo neto de carrera 3 horas 28 minutos y 7 segundos, muy lejos de mi mejor marca personal pero puedo contarlo como un nuevo triunfo, por terminar un nuevo maratón que no es nada fácil y por haber sabido regular mis fuerzas y mi cabeza en los momentos difíciles que pasé a lo largo de la carrera.

Nada más cruzar la línea de meta estaba esperándome María y con ella Carmen, momento realmente especial. Si siempre es emocionante cruzar la meta de un maratón y encontrarte con la familia, en esta ocasión el recibimiento que me dieron los amigos de EDP hizo que todo fuera aún mejor si cabe.



Una vez en meta, tocó también un momento duro, encontrarme con Pitu que en el kilómetro 26 había tenido que abandonar. Molestias físicas pudieron con ella y aunque seguramente tuvo que ser muy difícil para ella y pocas palabras había para consolarla, que no olvide que el verdadero éxito fue prepararse a conciencia durante catorce semanas contra viento y marea y que el abandono no es más que un leve tropiezo. En unos días estaremos otra vez entrenando y pensando en un nuevo reto, somos así, que le vamos a hacer…

Otro momento muy emotivo fue la llegada de Rubén, también le costó un poco más de lo esperado pero cruzó la meta como un campeón, con muy buena cara y como siempre con una sonrisa.

Gracias CdC



Después de la carrera una buena ducha y a disfrutar de Valencia, que te lo pone muy muy fácil.

No todo va a ser correr


Por último, tengo que decir que la organización del maratón un diez sin ninguna duda. El recorrido, el recibimiento a los corredores y sus acompañantes, la ciudad volcada con todos nosotros…, todo fueron facilidades, no se le puede poner un solo pero.

Antes de despedirme, quiero volver a agradecer a Carmen de EDP su absoluta dedicación a nosotros en todo momento, entre otras muchas cosas seguramente. Sin ella esta carrera y estos días en Valencia no habrían sido lo mismo. También me quiero acordar de Lolo, que en la última semana tuvo que cambiar repentinamente de planes y no pudo acompañarnos en la carrera, de todas formas es "perro viejo" y sabe que oportunidades no nos van a faltar.


Ahora tocará descansar unos días y dentro de poco habrá que volver al asfalto, seguro que no tardando mucho aparecerá por ahí algún que otro reto, así que para que no me pille desprevenido como siempre me despidió diciendo que PROMETO ENTRENAR…

jueves, 16 de noviembre de 2017

Semanas 13 y 14, VALENCIA ME ESPERA

Se terminaron los entrenamientos, ahora solo me queda disfrutar, más todavía.

Han sido catorce intensas semanas cargadas de entrenamientos, intentando cuadrar horarios para poder salir a correr, algunos días con muchas ganas y otros sin ninguna, peros siempre con mucha ilusión y sabiendo desde el día uno que el reto no sería sencillo de cumplir.

Ahora ya puedo decir que una de las partes más complicadas del reto por fin está superada, la preparación. Creo que llego en buenas condiciones, con muchos kilómetros en las piernas y la motivación a tope. De todas formas todavía me espera en Valencia “el gran día” con sus 42 kilómetros y 195 metros, que nunca sabes lo que te pueden deparar. Espero no tropezarme por el camino con el famoso hombre del mazo…

Durante todas estas semanas he sentido muy de cerca el apoyo de mis compañeros y amigos del Club del Corredor del Grupo, espero no defraudarles.

Ahora para no romper con la rutina, a continuación os contaré brevemente los entrenamientos realizados en estas dos últimas semanas:

Décima tercera semana de entrenamientos:

Lunes: Calentamiento de 6k por El Muro a 4:43, seguido de un FARLEK en el Parque del Rinconín alternando 3 minutos suaves con 2 minutos fuertes, nos salieron 7,28k en 33´13´´, ritmo medio 4:33

Miércoles: Calentamiento por El Muro de 4,66k a 5:02, seguidos en el Kilometrín de un 3x3000 con ritmos medios 4:11/4:05/3:57 y muy buenas sensaciones. Para terminar 1k de trote muy suave.

Sábado: 14,5k a 5:11 por El Muro y La Providencia.

Domingo: 18k a 5:00 por La Providencia, alternando ritmos en bloques de 6k. Muy cómodo.

Kilómetros totales de la semana: 60,44

Décima Cuarta semana de entrenamientos:

Martes: 9,62k de trote cambiando ritmos por el Muro, ritmo medio 4:49

Miércoles: 9,86k de trote por Somió con ritmo medio 5:52

Jueves: trote muy suave a 5:30 haciendo 6,1 kilómetros. Para terminar una buena sesión de estiramientos.

Kilómetros totales de la semana: 25,58

Me despido ya de vosotros con catorce semanas de duros entrenamientos, 897 kilómetros y muchas ganas de ponerme a prueba el próximo domingo. La próxima semana os lo contaré y espero deciros como siempre que PROMETO ENTRENAR…

domingo, 5 de noviembre de 2017

Adiós a las semanas 11 y 12, a por las dos últimas rumbo a Valencia

Otras dos semanas que caen, ahora toca pensar en la recta final.

Estas dos últimas semanas han sido buenas de kilómetros, ritmos y sensaciones. En las series siempre con ritmos fuertes pero controlados, sin forzar en exceso y muy cómodo. En las tiradas largas también buenos ritmos y terminando con la sensación de haber ido reservando fuerzas y siempre con ganas de más kilómetros.

Debo destacar también cambio de compañeros, los playeros Adidas pedían un cambio a gritos y los nuevos Nike Air Zoom Pegasus 34 serán los que si Dios quiere me acompañarán el día 19 por las calles de Valencia.

Como siempre a continuación os detallo los entrenamientos realizados en estas dos últimas semanas:

Undécima semana de entrenamientos:

Lunes: Empezando a calentar por el Muro y luego un par de buenas subidas a la Provi con ritmos fuertecillos. Al final salieron 20.15 kilómetros y ritmo medio 4:45

Miércoles: 4,7 kilómetros de calentamiento también por El Muro y luego un 2x5000 en el Kilometrín con 3 minutos de recuperación. Los tiempos en las series 4:06 la primera y 4:04 la segunda. Para rematar 1,8k de trote suave.

Viernes: trote suave para soltar piernas, 9 kilómetros a 5:14 por el Muro.

Sábado: otro trote ligero de 6.12 kilómetros y una buena sesión de estiramientos.

Domingo: tocaba la tirada de los 32k que hice con Rafita que me acompañó en bici y aprovechamos además para ir simulando los avituallamientos líquidos y sólidos (plátano energético…) del maratón. Hicimos el rodaje por la Senda de Fluvial que va hasta La Camocha y la rematamos por Cabueñes y Somió. En total fueron 32,1 kilómetros en 2 horas 38 minutos y 48 segundos, ritmo medio 4:57. Hicimos un primer bloque de 10k a 5:00 muy cómodos, un segundo bloque de 10k a 4:47 también con muy buenas sensaciones. Como el objetivo era entrenar y el ritmo se nos estaba yendo de las manos, los últimos 12k bajamos el pistón y nos salió a 5:07. Las sensaciones estupendas durante todo el entrenamiento.




Rematamos el entrenamiento con un buen baño en la playa y 1k de trote suave hasta casa. Lástima que Rafita no me pueda acompañar el día del maratón, sería un lujo de liebre.

Kilómetros totales de la semana 84.87

Duodécima semana de entrenamientos:

Lunes y martes los dediqué a recuperación, así que estiramientos y nada de correr.

Miércoles: Calentamiento de 7,58 kilómetros por Somió con ritmo medio 5:19. Seguidos en el Kilometrín de dos bloques de 15 minutos. El primero alternando 300 metros fuertes con 200 metros suaves y el segundo alternando 500 metros fuertes con 500 metros suaves. Ambos bloques salieron con ritmo medio 4:34 y muy buenas sensaciones. Para rematar otros 2,32k de trote suave. En total fueron 16.2 kilómetros.

Jueves: 60 minutos de trote a 4:57 por el Muro, 12.1 kilómetros.

Sábado: Tocaba hacer el “famoso” test de los 6000 previo al maratón. Se trataba de hacer un 6000 al ritmo previsto para el maratón y tras un minuto y medio de recuperación hacer otro 6000 a tope. Según la diferencia de ritmos entre las series “dicen” que se puede estimar el ritmo medio al que se podrá hacer el maratón, habrá que creérselo. Mi objetivo era hacer el primero a 4:30 y el segundo a 4:00.

Tras el calentamiento de 4,55 kilómetros a 4:47 me preparé para el primer 6000 en el Kilometrín. Salió a 4:27, muy cómodo y literalmente “frenándome”, las piernas pedían guerra pero había que controlar. El segundo 6000 ya no fue lo mismo, las piernas especialmente la derecha un poco pesadas, igual que el suelo del Kilometrín tras la lluvia, pocas ganas y sin buenas sensaciones. El ritmo medio 4:05. Rematé el entrenamiento con otros 2k.

Según los ritmos, parece que lo de hacer el maratón a 4:30 no sale. La verdad es que no necesitaba mucho test para saber eso, pero bueno, nunca está de más probarse.

Domingo: con la pierna derecha un poco tocada, mañana toca fisio, salimos José, Mario, Ale y yo para hacer una tiradina dominguera. Salieron 20,5 kilómetros con mucho barro y agua. Ritmo medio 4:48, la ida más suave y la vuelta “a cuchillo”… Se agradece un montón hacer las tiradas en compañía tanto por el ritmo que nos imponemos unos a otros como por la buena conversación continua.

Kilómetros totales de la semana 67.3

Ahora toca descansar el resto del día e ir pensando en las dos últimas semanas antes de la gran prueba. Hoy tocará también pensar un poco en el maratón de Nueva York, deseando que les vaya muy bien a todos y soñando con poder correrlo en alguna ocasión.


Me despido ya y aunque lo principal de cara a Valencia creo que ya está hecho, no dejaré de deciros que como siempre PROMETO ENTRENAR

domingo, 22 de octubre de 2017

Semanas 9 Y 10 rumbo a Valencia, a cuatro del gran día

Dos semanitas más de entrenamiento, dos menos para la carrera.

La cosa empieza a ponerse seria en ritmos y kilómetros, las buenas sensaciones siguen y aún hay tiempo para mejorar.

Como siempre a continuación os reseño los entrenamientos que he hecho en estas dos semanas, muchos (casi todos) diréis que no os interesan, pero a mí me sirve como auto confirmación de lo realizado y sobre todo espero que a futuro como guía para otros maratones.

Novena semana de entrenamientos:

Lunes: Trote ligero de 8 kilómetros por el Paseo del Muro

Martes: Empecé con un trote de 6,78k por la Senda de La Camocha para calentar. Seguido hice un 14x500 con ritmos entre 3:47 y 4:00 el kilómetro, la recuperación de 1´al trote. Para terminar 1,7k de trote.

Miércoles: 12,14 kilómetros de trote por el Muro y unas cuantas vueltas estrenando el nuevo Kilometrín. Ritmo medio 5:04.

Jueves: Para empezar un trote de 4,8 kilómetros en 22 minutos y 51 segundos. Seguidos un 4x2000 con ritmo medio el kilómetro en todas las series de 3:57 (no sé cómo lo hice). La recuperación entre series de 3 minutos. Para terminar 3k al trote.

Este jueves que fue festivo aprovechamos para hacer luego en familia y con amigos una ruta en bici de 20 kilómetros suaves, con una buena comida y sobremesa para rematar.

Sábado: Tocaba hacer una media a ritmo de carrera, como no cuadraba ninguna carrera por ahí decidí hacerlos yo solito y el resultado no fue malo. 21,1k con los siguientes ritmos por tramos, 7k a 4:25, otros 7k a 4:30, 7k a 4:29. Ritmo medio final 4:28 destacando sobre todo las buenas sensaciones y lo bien y cómodo que terminé.

Kilómetros totales de la semana 74.15

Décima semana de entrenamientos:

Una semana un poco diferente al resto, con motivo de un viaje de varios días a Irlanda no me quedó otro remedio que adaptar los entrenamientos haciéndolos más cortos y sin nada que ver con el programa previsto. De todas formas creo que no supondrá ningún problema, al contrario, me puede venir bien como semana de relax y transición, a pesar de las buenas pintas de cerveza que se toman por esas tierras lejanas…



Lunes: 5 kilómetros en 25 minutos y ritmo 5:00 por Deva, seguidos de un 10x1000 con ritmos medios entre 3:45 y 3:54 en función un poco del perfil del recorrido. La recuperación entre series de 1 minuto y las sensaciones muy buenas, sintiendo que no iba en ningún momento fuera de ritmo ni con mucho. Para terminar 1k de trote.

Martes: 19,6 kilómetros de trote por las Senda de la Camocha con ritmo medio 5:10, este día con sensación de cansancio

Viernes: Trote de 10 kilómetros a 5:10 haciendo un precioso recorrido por El Gran Canal de Tullamore en Irlanda.



Sábado: Trote de 8 kilómetros a 5:00 por el centro de Dublín, buena parte de ellos por el que será el recorrido del maratón que se celebrará el próximo fin de semana (quién sabe si algún día…)



Domingo: A pesar de llegar cansado del viaje decidí salir a trotar un poco y salieron 10 kilómetros con ritmo 5:05 y subida a la Providencia. La verdad que este entrenamiento me ha venido bien para soltar piernas y ponerme en modo ON para lo que se avecina esta próxima semana.

Kilómetros totales de la semana 63.60

Las próximas semanas debes ser ya el remate final de esta aventura que siempre es el maratón, toca meter ritmos y sobre todo más kilómetros.


Ahora me despido y como siempre ya sabéis que no me despediré sin antes deciros que PROMETO ENTRENAR